Hola a tod@s,
Hoy… a hablar de bases de maquillaje toca!
El post de hoy se lo dedicamos a la base Studio Fix Fluid de MAC SPF15.
Es mi base de maquillaje favorita, junto con la Double Wear Light de Estée Lauder, el problema de esta segunda es que ninguno de sus tonos se ajusta a mi color de piel, se me quedan todos muy rosas (mi tono de piel es muy amarillo); con lo cual la he descartado para mí. Esto no ocurre con las bases de MAC, que tiene un amplio abanico de tonos disponibles, sería muy difícil que no dieras con el tuyo.
Esta es la descripción del producto que se da en www.maccosmetics.es
Base de maquillaje fluida de larga duración SPF 15. La versión fluida de nuestro clásico Studio Fix. Proporciona un acabado natural mate. Perfecto. Cobertura regulable: media o total. Sin aceites y de larga duración. Con factor de protección solar 15 para proteger la piel de la radiación solar.
30 ml
€29.00

La base viene en un bote de cristal sin dosificador (se vende aparte, 5€ cuando yo lo compré hace ya años). A mí personalmente me dura muchísimo el botecito, suelo gastarlo al cabo de un año, y la uso todos los días.

20130816-172738.jpg
(caja y botecito de cristal, con dosificador ya puesto)

No es una base muy pesada, se extiende y se trabaja bien, y la cobertura es variable. Yo la aplico siempre con la mofeta (187 MAC), con lo que utilizo muy poco producto (sólo una presión del dosificador) y tengo para toda la cara, a veces hasta me sobra. Se dice que con esta brocha el maquillaje queda con efecto airbrush, pero no sabría decir si esto es así porque nunca me he maquillado con aerógrafo; lo que sí puedo decir es que la base queda repartida de forma uniforme, y con una capa muy fina, para mí es perfecto el resultado.

20130816-172905.jpg
(brocha 187 MAC, la mofeta)

20130816-173544.jpg
(cantidad de base que sale con una sola presión)

Queda muy natural, sin efecto máscara, y tapa las imperfecciones sin problema (tengo marcas de acné y algún granito de vez en cuando, que quedan totalmente invisibles).
No me queda mate al aplicarla, sino con un poco de brillo que a mí personalmente no me gusta (bastantes brillos tengo ya por mí misma, mi piel es hiper grasa). Después matifico bien con los Blot Powder Pressed de MAC, y el acabado es perfecto, como a mí me gusta.

La durabilidad es bastante buena. Me maquillo sobre las 7.00 de la mañana, y el maquillaje se mantiene casi intacto todo el día, me desmaquillo antes de acostarme y la base sigue allí, inamovible; aunque con sus brillos de rigor… esto es algo contra lo que sigo peleando. Otra cosa que me gusta es que aguanta roces, tanto de las manos, como de la ropa.
Es una base recomendada para pieles normales/mixtas, no la recomiendo para pieles secas porque podría resecar en exceso y provocar “tirantez”. Yo la tengo grasa y me gusta, pero no me termina de controlar el tema de los brillos (ninguna base lo hace). A medio día siempre me tengo que dar un retoque con papeles o polvos para eliminar brillos.
Mis tonos son el NC20 en invierno, y el NC25 en verano que cojo un poco de color. Soy de subtono amarillo, con lo que me van bien los NC; los subtonos rosas son los NW, y los neutrales los N (siempre hablando de los tonos de MAC).

20130816-175050.jpg
(Mi piel sin la base)

20130816-175159.jpg
(Mi piel con la base)

Es una base libre de aceites, y de siliconas, es no comedogénica, no me salen granos con ella. A pesar de que a mí me salen granos casi con cualquier cosa, incluso con alguna otra base de MAC, pero de eso ya hablaremos en otro post.

El precio de la base es de 29€.
Ventajas: base de muy buena calidad y acabado impecable. Se trabaja muy bien. Aguanta todo el día puesta. El bote dura muchísimo tiempo.
Inconvenientes: para pieles muy grasas como la mía, el tema de los brillos es un problema. El SPF hace que salgas con la cara blanca en las fotos con flash.
¿Recomiendo el producto? Sí.
Puntuación: 8/10
(Hermana Mayor)