(Hermana pequeña)
Hola!!
Después de bastante tiempo sin escribir nada por el poco tiempo que me dejaban los exámenes, vuelvo para compartir un truco que aprendí hace años y me ha salvado (y a mis amigas) en bastantes ocasiones.

¿No os ha pasado nunca que de ir con prisa, ser un pelín torpes, o por cualquier descuido o simplemente mala suerte se os caigan los polvos al suelo?
Traigo la solución!
Da igual que sean polvos traslúcidos, colorete, bronzer…
En este caso yo lo he hecho en unos coloretes para que lo veáis, no estaban rotos, pero del uso se había hecho el hueco en el medio, que lo odio y al pasar la brocha me costaba mucho coger el producto de las esquinas, así que aproveché para remodelarlo y así enseñaros el proceso de arreglado.
Este era el estado en el que estaban.
descarga (4)

El truco consiste simplemente en romper (si es que no lo está ya) el producto dentro del envase y añadirle alcohol para hacerlo una pasta y repartirlo por donde queramos. No hay que tener miedo, después de dejarlo secar toda la noche queda perfecto, ya que el alcohol se evapora completamente, y no altera ni el estado, ni el color, ni el olor, ni la composición, ni la calidad del producto.
Solo necesitamos una cucharilla de café, papel absorbente y alcohol (del de curar heridas).

En primer lugar rompemos, o terminamos de romper el producto y le añadimos alcohol.
La cantidad de éste dependerá de la cantidad de producto que tengamos en el envase, siempre es mejor ir echando poco a poco, pero si se nos va un poco la mano no pasa nada, solo tardará más en evaporarse.
Mezclamos con la cuchara y dejamos una masa uniforme.
descarga (7)

Después doblamos un par de veces el papel absorbente, de manera que quede plano y sin arrugas, lo ponemos encima de la masa y presionamos con la cuchara para que absorba todo el alcohol que había en exceso y tome la forma del envase de nuevo.

Es importante que mientras presionamos el papel no se mueva o haremos un desastre.
descarga (5) descarga (6)

Con un pincel o palito de algodón se recoge todo el sobrante de los bordes.

En este caso yo no quería que quedara polvo en las esquinas de manera que lo he quitado de ese espacio y lo he colocado sobre el resto para no desaprovechar nada.
Estos sobrantes los vuelvo a prensar y quedan integrados.
DSCN3470
Con alcohol y un palito de algodón limpiamos el envase de todo los sobrantes que no son aprovechables y las esquinas dónde no he querido que quedara nada para poder aprovecharlo todo al máximo.
DSCN3473
El color cambia después de haberle añadido el alcohol, pero solo es porque está húmedo. Cuando se seca vuelve a su estado y color habitual.
DSCN3475 DSCN3476

Espero que os sirva de ayuda el truco, y lo pongáis en práctica sin miedo, a mi me ha sido útil en infinidad de ocasiones!

Hasta la próxima!