(Hermana mayor)

Hola! Cómo va el verano? yo deseando que termine, no llevo nada bien el calor…

Hoy vengo a hablar de pestañas, pero no de máscara como siempre, hoy voy a hablar de pestañas postizas. Lo cierto es que nunca había usado pestañas postizas, porque sinceramente no me hacen falta, pero últimamente visito mucho Instagram, y todos los grandes «Make up Artists» utilizan pestañas postizas en sus creaciones, y lo cierto es que quedan taaaaaaaan bien, que dije, pues ala, yo también quiero unas, aunque sólo sea para las fotografías de los looks.

Se las encargué a mi hermana, porque yo sigo con la pata chula y no puedo ir por ahí de compras, y me trajo las #7 de MAC. Me las estuve estudiando todas y estas me gustaron, son lo suficiente discretas como para poder llevarlas una noche que me entre un ataque de locura, y lo suficientemente dramáticas como para que no pasen desapercibidas. Visto todo lo que hay por ahí en el mundo de las pestañas postizas, que me he hecho un máster, estan son bastante «comedidas» y ponibles.

Son estas:

   
 
Las corté un pelín, por la parte más corta ya que me quedaban algo largas, y así me ajustan perfectamente a la longitud de mi ojo. Es lo normal, suelen ser muy largas para que las podamos ajustar cada una a nuestro ojo.

Además de las pestañas hay que hacerse con un pegamento especial. Es este:

  
Lo cierto es que son súper fáciles de poner, son cómodas de llevar, no molestan, no se caen, y se quitan perfectamente con desmaquillador de ojos y un bastoncillo de algodón. Todo muy sencillo, me encantan! 

Y así es como quedan puestas:

  
  
  

Qué os parecen? A mí me gustan muchísimo y aunque sea para estar en casa me las voy a poner, jajajaja.

Espero que os gusten.

Nos vemos pronto con más cosas!

Feliz fin de semana!