(Hermana pequeña)

A veces la duración de nuestros esmaltes de uñas se ve afectada por su mal uso, mantenimiento o almacenamiento.

El pincel debe estar en todo momento sumergido, o sea, no hay que guardar los esmaltes boca abajo.
Asegurarnos de que las boquillas estén limpias antes de cerrarlos y guardarlos, sino, no cierran bien, les entra aire y se secan.

El otro día yo me dediqué un buen rato a limpiar con quitaesmaltes las boquillas de TODOS los esmaltes, porque la verdad es que no tengo mucho cuidado con ellas, y lo noto (está mal hecho, lo se!)

Si vais a hacer esto tened cuidado de que el quitaesmaltes no entre en el bote, porque sino cambia la composición y por tanto también los resultados y el estado del esmalte.

Hasta pronto!!