Hola a tod@s! 

Hoy os vengo a contar mi experiencia después de un mes y medio utilizando esa maravilla maravillosa llamada Clarisonic.

Para los que no sepáis qué es, que dudo bastante que haya alguien que no lo sepa, Clarisonic es una marca de cepillos de limpieza facial que utilizan tecnología sónica para conseguir una limpieza 6 veces superior que utilizando otra herramienta (esto aumenta dependiendo del cabezal, llegando a ser hasta 11 veces superior, pero ya hablaremos más delante de eso). 

Esto es lo que podéis encontrar en la web oficial de la marca:

Creado por un equipo de ingenieros y emprendedores pioneros en Seattle, Washington, Clarisonic combina tecnología patentada con una visión revolucionaria cuyo objetivo es reinventar el cuidado de la piel. Inicialmente desarrollado para los tratamientos realizados por profesionales del cuidado de la piel, Clarisonic se ha convertido rápidamente en uno de los cepillos de limpieza más recomendados por los dermatólogos, esteticistas y Spas profesionales*, transformando el concepto de cuidado de la piel poro a poro.


El Método Sónico Clarisonic une productos que intervienen en la superficie de la piel por medio de una tecnología que actúa en profundidad para transformar visiblemente la textura de la piel, minimizando la apariencia de los poros abiertos, las líneas de expresión y las arrugas** y dejando la piel más suave y luminosa.



A diferencia de los dispositivos rotativos, nuestra tecnología sónica patentada trabaja en sintonía con la elasticidad natural de la piel, oscilando a una frecuencia sónica de más de 300 movimientos por segundo. La flexión obtenida entre los anillos externos e internos actúa para liberar suciedad y grasa, eliminando las impurezas incrustadas en los poros y facilitando una mejor absorción de los cuidados tópicos.

LIMPIA 6 VECES MÁS QUE UNA LIMPIEZA MANUAL.

Los resultados clínicos han demostrado una mejor absorción de los productos de tratamiento y una limpieza del maquillaje, de las impurezas y de la grasa, 6 veces más eficaz que una limpieza manual.***

SIENTA LA DIFERENCIA

· Una piel más sedosa, suave y con un aspecto más saludable.

· Reduce la apariencia de los poros, de las líneas de expresión y de las arrugas.

· Limpia tan profundamente que los tratamientos de cuidado de la piel se absorben mejor.

· Tan suave que se puede usar hasta 2 veces al día sobre todo tipo de piel.

Después de leer esto, dan ganas de comprarse tres, ¿verdad?

 Yo llevaba mucho tiempo detrás de él. Me llamaba mucho la atención, porque soy una loca de la higiene facial, me parece que nunca tengo la piel lo suficientemente limpia. Creo que mi problema de piel grasa, se agrava si no mantengo una buena higiene facial, de ahí mi obsesión, no penséis que estoy loca sin motivo…

No lo había comprado antes, porque no me venía nada bien gastarme los 149€ que vale el modelo básico, el MIA2, ni los 199€ que vale el modelo digamos “pro”, el ARIA. No es que ahora me haya venido bien, noooooooooooo, es que decidí que era un buen auto regalo de 35 cumpleaños, porque me estoy poniendo en una edad que ya me tengo que tomar un poco más en serio estas cosas. Como además tenía un descuento del 10% de Sephora (distribuidor exclusivo de Clarisonic), me ahorraba casi 15€, con lo que se me quedó en 134€, que no es que sea un regalo, pero algo es algo. 

Para empezar, hay que tenerlo unas 24 horas cargando, ¡y me reconcomía el ansia por probarlo! Pero bueno, al día siguiente, por la noche, pude darme el gustazo.

Clarisonic MIA 2


La verdad es que es muy cómodo de utilizar, no hace mucho ruido, y en un minuto se para él solito porque ya tienes la piel limpia. Va haciendo cambios de ritmo para que vayas cambiando de zona de limpieza, hasta completar el minuto. Esto lo tengo pendiente de perfeccionar, porque ese minuto siempre se me queda corto y acaba siendo uno y medio. Tengo que darme más prisa. Tiene dos velocidades, una para una limpieza suave, y otra para una limpieza más profunda. Yo siempre uso la más fuerte.

Con su tapa, qué mono 😊


Hay que desplazar el cepillo, sin presionar demasiado, haciendo círculos sobre la piel. Puedes utilizarlo con leche limpiadora, o con gel, según tus preferencias. Yo voy alternando una cosa con la otra. Utilizo la Leche Desmaquillante VipO2 de Biologique Recherche, o cualquier limpiador en gel, ahora mismo estoy con uno súper económico de Yves Rocher para pieles grasas.

Su cabezal, muy de cerca


Ambas cosas me funcionan muy bien.

El cepillo es muy suave, no raspa, ni notas que te arañe la piel. Da una especie de masaje que te deja la cara con una sensación de hormigueo (por lo menos las primeras veces, luego supongo que te acostumbras, porque ya no lo notas), que no es ni más ni menos, que la activación sanguínea que provoca. A mí, al principio me dejaba la cara ¡como si se me hubiera dormido! También me resultó curioso, a la par que súper desagradable, pasármelo por la nariz. Hace cosquillas, pero muy raras. Esta sensación se me pasó a los pocos días, supongo que cuando me acostumbré a ella, pero los primeros días, de verdad que me resultaba insoportable. 

Clarisonic en acción!


¿Qué noto? Pues nada más terminar, notas la piel limpísima, blanquita, tersa, súper suave, los poros casi invisibles… Muy bien.

También he notado que desde que lo uso, los productos que aplico justo después se absorben mucho mejor, la piel se los chupa que da gusto.

De momento no he notado disminución del exceso de grasa, que se supone que lo notaré con el uso. Y el tamaño de mis poros no se ha reducido, a pesar de que inmediatamente después de usarlo, están casi inapreciables.

Lo que sí he notado, es que desde que lo uso, no me ha salido ni un grano. Lo que es de agradecer. 

Dicen que los resultados se empiezan a notar a partir del primer mes de uso. Yo llevo justo un mes y medio y estoy encantada con él, aunque las mejoras de momento no sean significativas, tengo la esperanza de que llegarán. Como herramienta de limpieza, me parece genial. Los cabezales se pueden cambiar y utilizar el que más se ajuste a las necesidades de la piel de cada una: piel sensible, poros dilatados, piel seca, piel con tendencia acnéica… El que viene con el cepillo es el de piel sensible, apto para todo tipo de pieles, pero en cuanto pueda me haré con el de piel mixta-grasa o el de piel con tendencia acnéica. El precio de cada cabezal (que hay que remplazar cada 3 meses) es de unos 30€, dependiendo del modelo.

 ¿Vosotras utilizáis algún cepillo de limpieza facial? Hay otra marca muy famosa, que utiliza la misma tecnología, pero que tiene un formato totalmente diferente: Foreo.

Me encantaría poder probarlo también y comparar… Pero eso ya será en otra vida, porque si no estoy equivocada, ¡es todavía más caro que Clarisonic! 

Me gustaría saber vuestras experiencias a largo plazo con este cepillo, y si realmente habéis notado algún cambio en vuestra piel. Contadme!! 

Nos vemos pronto!!!