Hola a todos! Aquí estoy de nuevo.Hoy voy a hablar de cejas otra vez, pero de un lápiz de cejas. Hace ya tiempo, os hablé del lápiz de Kiko, para mí el mejor que había probado hasta el momento, lo he usado durante mucho tiempo, lo he repuesto un montón de veces, no sé la de lápices de estos que habré comprado…

Hasta que vi que una Youtuber a la que sigo, utilizaba este de Urban Decay. Parecía tan fácil de utilizar, y a ella le quedaba tan bien, que me decidí a probarlo. Además, el packaging era tan mono… sí, lo sé, me pierden las cosas que vienen en envases bonitos, qué le vamos a hacer?

No tengo muchas cosas de Urban Decay, la verdad es que antes de comprar el lápiz de cejas, sólo tenía la paleta Naked Flushed, de la que ya os hablaré más adelante, y que me tiene enamorada. Como confiaba en la calidad de la marca, me fui de cabeza a por el lápiz.

El lapicito de marras vale 21,90€, horror! Dios mío! Es una barbaridad! Sí, lo es! Pero es lo mismo que me costó el Instant Brow de Benefit, y que me pareció un horror (no lo he probado después del lavado de cara que la marca le ha hecho a su línea de productos para las cejas). Así que hice de tripas corazón y me lo traje a casa.


Me encanta porque es súper finito, el trazo es fino y firme, modulable en intensidad, y de mi tono de pelo de ceja. En este aspecto es absolutamente perfecto, lo que estaba buscando.

Es un lápiz de estos que tienes que girar para que salga la mina, puedes hacerla más larga, o más corta, no es de esos que una vez la sacas, no la puedes volver a esconder. Esto también me gusta, si algo no me gustaba del de Kiko, es que siempre tenía que estar con el sacapuntas (aunque la punta afilada, aporta mucha más precisión al trazo).

Este lápiz de Urban Decay, tiene la mina por un lado, y el gupillón por el otro. Esto también me gusta mucho, porque el cepillito es fino, con las cerdas bastante duras, y eso hace que pueda peinar las cejas con mucha precisión, y descargarlas del exceso de producto.

Yo sinceramente, creo que he encontrado mi lápiz de cejas ideal, no le veo ninguna pega a la hora de utilizarlo, ni por los resultados que ofrece.


Las cejas se quedan con un aspecto natural, nada artificiales, además, el lápiz, una vez se seca, no se mueve de su sitio. Eso me encanta. Con el de Kiko, si me rascaba la ceja, adiós lápiz. Este aguanta carros y carretas. Probadlo en la mano, si tenéis ocasión, y veréis como es muy difícil de eliminar de forma accidental.


Os he contado los pros, pero a este producto le encuentro dos pegas bastante importantes:

1. El precio (21,90€ me parece excesivo para lo que es).

2. No me ha durado ni dos meses.

Quizá es que lo uso mucho, o no sé cuál es el problema, pero que un producto de este precio, dure tan poco, me parece inaceptable.

Es cierto que lo uso todos los días, pero, para eso es, ¿no?

No sé, a mí me gusta muchísimo, de verdad. Pero antes de reponerlo, voy a probar el de Nabla, que es exactamente igual, salvo que el packaging es negro. Por lo demás, clavaditos, mismo mecanismo, mismo aspecto… Ahora sólo falta ver si el producto es de la misma calidad. Os iré informando.

Resumiendo:

Valoración: 8/10

Ventajas: producto perfecto, en cuanto aplicación y resultados.

Inconvenientes: los 21,90€ que vale, y que dos meses me parece muy poco en cuanto a durabilidad.

¿Lo recomendaría?: sí, si no te importa, y te puedes permitir gastarte 21,90€ cada dos meses, en un producto de este tipo. Yo voy a buscar alguna alternativa, pero si no encuentro algo de similares características, volveré a este sin duda.

¿Habéis probado este lápiz de cejas? ¿Y el de Nabla? Yo lo he pedido a Maquillalia, y estoy deseando probarlo.

Nos vemos pronto!