Hola! Hace mucho tiempo que no os enseño esmaltes de uñas, así que hoy os presento mi última adquisición de Essie: Bordeaux.


Un granate color sangre precioso. No tenía ningún esmalte de Essie de este color. El que tengo es de Vinylux, pero después de reconocer muy a mi pesar, que estos esmaltes me dan alergia, he tenido que renegar de ellos y centrarme únicamente en Essie, que hasta el momento es inofensivo para mi piel.

Los de Vinylux me producen una alergia alrededor de los dedos, en la que la piel se me reseca, se me cuartea, me pica, me sangra… en fin, que no me vale la pena llevar las uñas perfectas durante una semana, si a cambio tengo que llevar semejante carnicería en los dedos. Así que, con todo el dolor de mi corazón, porque me encantan, Vinylux ha muerto para mí. Guardemos un minuto de silencio.

Tengo muchos esmaltes de Essie, sobre todo de la gama de los rojos, pero como tenía el de Vinylux, no me había hecho con ningún color burdeos, como este. Estuve investigando en la web de Essie, un rojo que fuera lo más parecido al que tenía, y di con este. Lo compré en Amazón, por la mitad de precio del que se vende, por ejemplo, en El Corte Inglés. El esmalte es original, y viene en perfectas condiciones, así que… qué más puedo pedir? Nada! El color me gusta muchísimo, es justo lo que estaba buscando, el brillo que le da el Top Coat (Good to Go) es insuperable. ¿La durabilidad? pues como todos los de Essie, me dura perfecto entre 5 y 7 días. Siempre acabo cambiando el color del esmalte por aburrimiento, o porque las uñas me han crecido y queda feo; no porque la manicura esté estropeada. Así que, estoy súper contenta con el nuevo miembro de mi Essiefamily.



Y aquí están después de 6 días de batalla:


Esmalte perfecto, pero uñas crecidas.

¿Os gustan los esmaltes rojos? A mí son los que más me gustan, sobre todo los granates. Este tiene pinta de convertirse en uno de mis favoritos.

Nos vemos pronto, y recordad que estamos en Facebook, Instagram y Twitter.