Hola a tod@s,

Hoy vengo a hablar de algo de lo que yo he leído durante mucho tiempo, en todas las redes sociales. Es la base de maquillaje HD Liquid Coverage, de Catrice.

Como ya he dicho muchísimas veces, mi piel es grasa, muy grasa, y no todas las bases de maquillaje me van bien, es más, casi ninguna lo hace. Al cabo de pocas horas, los brillos aparecen para no marcharse, y da igual cuántas veces matifique con papeles o con polvos, siempre vuelven a aparecer.

Hace unos meses que vengo leyendo opiniones que dicen que esta base es buenísima para piel grasa, que aguanta muy bien las horas sin que aparezcan brillos, ni desperfectos. Bueno, os cuento:


La base, como su propio nombre indica, es muy líquida, y viene con un cuentagotas, otra forma de aplicación sería muy complicada.


Yo me cogí el tono 40 Warm Beige, a pesar de que en todas la reviews de este producto, decían que para un NC20 de MAC (que es mi tono), el equivalente era el 30 Sand Beige. Los probé los dos, y el 30 me pareció muy claro, demasiado hasta para mí que soy bastante blanca. Así que probé el 40 (el más oscuro de todos), y me lo vi mejor, un poco oscuro, pero teniendo en cuenta que vamos cara al verano siempre subo un tono, este me pareció mejor opción (se supone que su equivalencia es un NC30 de MAC). Como su precio es bastante bajo, la cogí sin demasiado miedo. Total, si no me va bien, sólo habré tirado a la basura 7,99€.

Al ponérmelo en el rostro, lo noté un poco oscuro, así que finalmente, me cogí también el 30. Definitivamente, este me queda más parejo a mi tono de piel.

Primera impresión, día 1:

Aplicación: de momento sólo lo he probado con brocha, por las mañanas se me hace muy cuesta arriba coger la Beauty Blender (mójala, sécala, lávala, vuelve a secarla… buf! Por la mañana no tengo tiempo de todo eso). Así que la he usado sólo con la mofeta de MAC.

Echo tres gotitas en cada lado de la cara, y otras tres en la frente, y con eso tengo suficiente para cubrir todo el rostro. A mí de cobertura me parece muy aceptable, pero claro, a mí no me gustan las bases que me esconden la piel. Me gusta que debajo de la base se vea mi cara, y mis pecas, así que para conseguir eso, siempre utilizo muy poco producto. Me tapa lo que me tiene que tapar, unifica el tono, y queda bastante bonita puesta. El tono es muy neutro, no tira en absoluto a amarillo (una pena), pero es bastante aceptable.

Durabilidad: pues el primer día me sorprendió, porque me lo puse a las 11 de la mañana, habiéndome puesto protector solar debajo, y no habiéndolo sellado con polvos. Me fui a la playa, sudé, comí… y a las 17.00h todavía estaba perfecto. No me había salido ni un brillo. No sé si fue la suerte del principiante, pero la primera impresión fue muy buena.

Día 2:

Me maquillo a las 07.00h:

· A las 13.30h: en general, el estado del maquillaje es muy bueno, el color no se ha oxidado, y sigue como recién puesto. A pesar de que yo salí de casa esta mañana con la piel ultra mate, como a mí me gusta (he sellado con Blot de MAC), el aspecto que tiene ahora es “jugoso”, que no llega a tener brillos, pero es cuestión de tiempo que salgan. En las aletas de la nariz ya se empiezan a ver un poco, todo lo demás se mantiene bastante decente. Pero para nada se ve feo, a parches, o destrozado como es lo normal a estas horas con otras bases (llevo más de 6 horas maquillada). Lo que tengo claro, es que dentro de un ratito, tendría que retocar con polvos; pero no lo voy a hacer, porque quiero ver en qué condiciones llega la base a la noche.

· A las 15.30h: no se ha deteriorado desde la última vez, yo lo veo igual, bastante entero y decente. Un poquito de brillo por la nariz, pero sin apariencia de empastrado, ni efecto “cakey”. De momento no se me ha acumulado en los pliegues nasogenianos, cosa que me pasa a menudo con otras bases llegadas estas horas, y que odio.

· A las 18.00h: Mi hermana dice que hay zonas de la cara por las que no llevo maquillaje, yo no veo tal cosa… está loca J. Llevo 11 horas maquillada.

· A las 00.00h: Me despierto después de haberme quedado dormida en el sofá un par de horas. Me dispongo a desmaquillarme para irme a dormir, y oh, sorpresa! El maquillaje sigue en buen estado. Casi me da pena quitármelo. Llevo 17 horas maquillada.

Día 3:

Me pongo algo más de cantidad, a ver cómo se comporta cuando lo cargo un poco (la hora a la que me maquillo, siguen siendo las 07.00h).

· Sigue quedando un acabado precioso y natural. Queda muy mate por sí mismo, pero aun así, sello con polvos.

· A las 15.00h: Aguanta el paso del tiempo igual de bien. Me voy mirando al espejo durante la mañana, y voy viendo como los brillos van queriendo salir por las aletas de la nariz, pero se mantienen a raya.

· A las 18.30h: está bastante bien. Un poco de brillos por la nariz, bastante bien la frente (es donde más brillos me salen), y por las mejillas nada. Está casi intacto. Me pongo un poco de polvos para volver a mi “estado mate”, y vuelve a quedar precioso, como recién aplicado.

· A las 23.30h: me voy a la cama, con pena por haberme quitado un maquillaje que todavía podía aguantar muchas horas más.

Veredicto: a mí me ha convencido completamente. Por 7,99€ no se le puede pedir más. Me ha durado en buen estado, y sin necesidad de retocar, muchísimo más tiempo que otros maquillajes con más nombre, y que le cuadruplican el precio (Studio Fix de MAC, por ejemplo). Y que los últimos que me había comprado de L’Oreal y Maybelline, de los que os hablaré más adelante (estos de precio muy similar).

Como es tan líquido, se trabaja muy bien, y seca bastante rápido.

Con respecto a mi piel, parece ser que no le ha sentado mal. No me han salido granos, ni he tenido ningún tipo de reacción al maquillaje. Bien. Me atrevería a ponerlo casi a la misma altura que el Double Wear de Estée Lauder (os hablaré de él más adelante).

He leído muchas opiniones de gente que se queja de que este maquillaje se siente muy “pesado” sobre la piel. Yo de verdad que no sé cuántos kilos de producto se tienen que aplicar para que un maquillaje tan líquido y ligero como este, se sienta pesado. No lo entiendo. Yo opino todo lo contrario, es cómodo de llevar, no se nota, y desde luego, no es como aplicarse una capa de cemento en la cara.

Valoración: 9/10

Ventajas: dura bastante tiempo intacto, recomendable para pieles grasas, cómodo de aplicar, buena cobertura; su precio es muy asequible.

Inconvenientes: la variedad de tonos es muy mediocre e insuficiente, sólo tiene 4 y todos son bastante claros y neutros; que si te acoplan, bien, y si no… tenemos un problema. Yo le pondría 3 más, y de subtono amarillo. Ahora cuando me llamen los señores de Catrice, se lo digo, jajaja. El olor que tiene no me gusta nada, espero acostumbrarme pronto. Catrice no es una marca que vendan en todas partes, aunque poco a poco va apareciendo en más perfumerías, Druni, Primor… y online, podéis encontrarla en Maquillalia (al mismo precio), y en Belletica.

Lo recomendaría?: pues para pieles grasas, sí, no sé cómo se comportará en otro tipo de piel. Por lo que vale, creo que vale la pena ver si nos convence esta base o no. Yo de momento estoy encantada de haberla conocido.

Os dejo una foto del estado del maquillaje, tras 12h desde su aplicación.


Espero que os haya servido de ayuda, por si estáis pensando en probar esta base.

Yo volveré pronto con más reseñas sobre otras bases para pieles grasas, que he estado probando últimamente.

Nos vemos en las redes!