Hola a todos!!!Hoy vengo a hablar de mascarilla. Últimamente estoy probando bastantes, de hecho llevo unas 4 a la vez, porque ando a la caza de una que me deje la cara como el culito de un bebé, de momento no lo he conseguido.

¿Qué es lo que busco en una mascarilla? Pues principalmente limpiar la piel, que me desobstruya los poros, los deje limpios, y me quite la sensación de grasa durante un rato. Tampoco pido tanto, ¿no?

No tengo grandes problemas en la piel, así que dar con una mascarilla que me ofrezca lo que busco no debería ser tan complicado. Pues sí, lo es. 

Ando como loca buscando una de esas que no paro de ver en Instagram, a base de carbón. De estas que se te quedan pegadas a la cara, y al despegarlas se te llevan todos los poros del mundo, es que alucino cuando lo veo. Yo quiero!!!! Pero de momento, no he encontrado ninguna que haga eso, y que funcione. Todo lo que veo son tutoriales para hacértela tú misma en casa, y se me hace bola… Lo tengo en “tareas pendientes”.

Estuve buscando en la web de Sephora, a ver si tenían algo que se ajustara a mis problemas, y encontré esta:


Os pongo lo que dicen en la web de ella:

“Una mascarilla de barro con zinc y cobre que limpia y purifica la piel al instante.

¿Cómo actúa?

Absorbe el exceso de sebo, eliminando las impurezas, desincrustando los poros y reduciendo la apariencia de las imperfecciones para una piel neta y matificada de forma duradera sin desecación. 

Las ventajas:

– Una fórmula rica en minerales para el bienestar de la piel (zinc, cobre y arcilla blanca).

– Untuosa, su textura de barro no comedogénica se aplica y aclara fácilmente.

– Tolerancia clínicamente probada. 

¿Cómo se usa?

Se utiliza de 1 a 2 veces por semana.”

(www.sephora.es)

La mascarilla es gris, con grumos, bastante densa, y nada fácil de trabajar, la verdad. Yo la uso una vez por semana, la aplico con los dedos, porque todavía no me he hecho con una brocha para mascarilla, con lo cual me dejo una capa bastante importante sobre la piel. Se seca relativamente rápido, y entonces se queda gris claro con puntitos más oscuros. Mi hija dice que parezco un “Bergen” (si habéis visto “Trolls” seguro que me entendéis).


La mantengo unos 15 minutos, o hasta que se seca por completo, y después la retiro con una esponja, porque con los dedos se hace un poco complicado, se pega bastante a la piel.

¿Resultado? Bueno, piel limpia y mate. Noto el efecto hasta el día siguiente, que me dura el maquillaje sin brillos más tiempo que de normal. Pero no va más allá, dos días después vuelvo a ser la misma “grasitas” de siempre. Así que a corto plazo, está bien, pero ya está.

Atenúa un poco la apariencia de los puntos negros de mi nariz, pero a esos ya los he dejado por imposibles, así que ni lo tengo en cuenta. Y por lo demás bien, no me reseca la piel, que eso es otra cosa a su favor. He probado muchas mascarillas para piel grasa, que te dejan la cara tirante e incómoda. Con esta eso no pasa. 

Viene en un tarro de 60ml, y su precio es de 13,95€. 

Valoración: 6/10

Ventajas: de la piel limpia y mate, a simple vista.

Inconvenientes: difícil de trabajar, resultado poco duradero, no funciona a largo plazo, no me gusta cómo huele.

La recomendaría?: bueno, yo no creo que la vuelva a comprar cuando la termine, pero no por nada, sino porque creo que las tiene que haber mucho mejores, y estoy dispuesta a encontrarlas. Para un apuro, está bien, el precio es asequible, y el resultado no está mal. Pero no es “mi mascarilla”. 

¿Conocéis alguna buena mascarilla para piel grasa?? Contadme! Yo seguiré buscando y probando, no me rindo.

Nos leemos pronto, recordad que estamos en Facebook, Twitter e Instagram.

Hasta la próxima!