Hola a todos, 

Si nos seguís por las redes sociales, sabréis que hace unas semanas, compramos el agua micelar de Garnier para compararla con la de Bioderma.

La de Bioderma llevo años utilizándola, casi 10, y siempre vuelvo a ella. Es verdad que el precio de una triplica el precio de la otra, y hasta el momento no había encontrado un agua micelar que me gustara, que me dejara sensación de limpieza, y que yo viera en el algodón que realmente me quitaba la suciedad (salvo la de Bioderma). 

La de Garnier, no me costó ni 5€ el bote de 400ml, creo que la compré en Carrefour “in extremis”, porque me quedaba apenas nada de la mía, y no me venía bien gastarme los 17€ que vale el bote de 500ml que compro siempre de Bioderma. Así que la cogí en plan “emergencia” de cara al fin de semana. Tal y como pasa con los formatos de Bioderma, la normal para todo tipo de pieles, es transparente con el tapón rosa. Y la específica para pieles grasas, es azul. Cogí esta última, como ya he dicho muchas veces, tengo la piel grasa y propensa a granitos.

La verdad es que leyendo los ingredientes, no vi ninguno que sea específico para tratar pieles con exceso de grasa, no lleva ningún AHA, ni nada que (a simple vista), sea específico para tratar pieles con este tipo de problemas. A lo que vamos, ¿funciona?


No la he utilizado para desmaquillar los ojos, porque para eso siempre utilizo un desmaquillador específico para esa zona. Por muy buena que sea el agua micelar, no me gusta usarla en los ojos. Así que sólo os puedo comentar cómo me ha ido en la cara. La he estado utilizando tanto por la mañana para limpiar la cara, como por la noche, para desmaquillarme.

Lo cierto es que me ha sorprendido para bien, no daba un duro por ella, sinceramente. Y limpia muy bien, se lleva todo el maquillaje, y deja la piel limpia a simple vista, no reseca, no la deja tirante. También es verdad, que yo no soy de esas personas que se ponen cantidades ingentes de maquillaje, me pongo muy poco; con lo que no necesito demasiado producto, ni demasiado esfuerzo para retirarlo. Creo que por el precio que tiene, no se le puede pedir más. Si no queréis invertir mucho en un agua micelar, esta es una buena opción. Creo que cumple con las tres “B”, buena, bonita y barata. 

¿Y comparándola con la de Bioderma? Pues yo seguiré comprando la de siempre. Por un motivo muy simple, y muy personal. No me gusta la marca Garnier, no me ha gustado nunca, y soy muy reticente a utilizar sus productos. Puede que siga comprando esta, como en este caso, cuando no me pueda comprar una más cara. O quizá las alterne, un bote de una, un bote de la otra… Pero prefiero utilizar productos de una marca como Bioderma, me da más confianza.

No quiero decir que la de Garnier sea mala, ya he dicho que me parece un buen producto que cumple con su función perfectamente, a un precio inmejorable, es simplemente cuestión de manías personales. Y ya se sabe que las manías, no las curan los médicos. 

Valoración: 8/10

Ventajas: desmaquilla bien el rostro, es muy económica, se puede encontrar en cualquier supermercado o perfumería de barrio.

Inconvenientes: de momento no le he encontrado ninguno.

La recomendaría?: creo que es una opción económica para ir siempre con la piel bien limpia. 

Y hasta aquí el post de hoy. Tenía ganas de publicarlo, porque sé que es un producto que utiliza muchísima gente, debido a su precio, y quería dar mi opinión sobre él.

Espero que os sirva de ayuda, y recordad que entre post y post, estamos en las redes sociales.

Nos vemos!