(Hermana pequeña)
Se que la semana oficialmente terminó ayer, pero voy a seguir hasta que termine con todos los labiales nuevos que tengo.

Cuando era pequeña tenia uno que compré en un todo a 100, era verde y me dejaba los labios de un fucsia potente y para quitármelo me tenía que esperar como dos días, porque era imposible… se quedaba como tatuado en la piel, terrible!

Cuando se pusieron tan de moda este tipo de labiales no me compré ninguno, no me parecía ninguna novedad, hacía 20 años yo ya tenía uno de esos!
Y la verdad es que, teniendo esa experiencia previa no me apetecía usarlo hoy y llevarlo una semana, pero toqueteando las cosas de la perfumería de Mercadona vi que este no es así, sino que es más del estilo bálsamo/cacao y se comporta como tal, se va rápido, hidrata, es cómodo, sutil…

Hice un pequeño experimento, un día estando con unas amigas nos lo pusimos unas cuantas, para ver qué color nos quedaba a cada una. Éramos un total de 9 personas (más o menos) y a casi todas nos quedó un tono bastante similar, salvo a las más blanquitas de piel, que les quedaba un tono más rosita/nude, más mono que al resto, la verdad.
O sea, que sí, el color varía levemente dependiendo de la persona que lo use.

Contra: no me gusta nada el olor y huele bastante. Me estoy volviendo un poco como mi hermana en este aspecto…

Es bastante práctico para llevarlo en el bolso, pero poco más, su precio ronda los 2’50€ y es una de esas cosas que compras, pero pasan por tu maletín sin pena ni gloria…