(Hermana pequeña)

En casa llevaban dándome la paliza para que compráramos una lámpara de estas no se ya ni el tiempo, y al final tenemos lámpara.
Yo no quería porque sabía que aunque es una cosa muy fácil que se puede hacer cada una a sí misma, me iba a tocar a mi hacerle la manicura a toda la familia, y vamos, así ha sido.

Además de eso, nunca he querido tener una porque mi formación en uñas es autodidacta totalmente (como prácticamente todo en el campo de la estética, aunque luego me haya tocado sacarme títulos para que se me reconozca, ya se sabe lo que pasa con la Titulitis…) y no tenía ganas de ponerme a investigar por mi cuenta sobre cuál era la mejor lámpara, los mejores esmaltes, cómo se usan todos los productos… pero una amiga me recomendó estos y me decidí por ellos.

La lámpara me costó entre 50-60€ y está bastante bien, además para uso doméstico, nos sobra.
Estamos muy contentas con ella.

Cogí todos los colores básicos que pensaba que iba a necesitar para hacer los esmaltados básicos: francesa, rojo, granate y negro.




A mi normalmente no me duran estos esmaltados cuando me los hacen, una semana suele ser lo normal, pero si me la hago yo y con color básico, sin francesa me dura bastante.
La francesa me dura menos, porque me salta por la zona blanca.

Lo que me encanta de esto es tener las uñas hechas por completo en 10 minutos y no tener que esperar una hora para que se sequen, cuando acabo esta todo seco y puedo seguir con mi vida sin tener que ir con las manos como si fueran de escayola.