Hola a todos, Vuelvo a hablar de máscaras de pestañas. Últimamente he probado varias, así que tengo mucho de lo que hablar.

En esta ocasión, la elegida es la Mega Volume Baby Roll de L’Oreal. Durante mucho tiempo (hace como 15 años) estuve utilizando máscaras de L’Oreal, luego las dejé en el olvido, volví a ellas cuando probé la Miss Manga (la peor máscara de pestañas que he probado en mi vida), y desde entonces no había vuelto a probar ninguna de esta marca.

Esta es relativamente nueva (salió hace unos 3 meses). Vi que la marca se la había enviado a algunas de las Youtubers a las que sigo, y aunque no hablaron de ella con demasiado entusiasmo, me decidí a probarla. Hace ya más de dos meses que la tengo, así que creo que ya os puedo hablar de ella.

Es una máscara que promete rizar las pestañas, darles volumen y longitud (demasiadas promesas…)


Es un intento de copia de la Roller Lash de Benefit, que a mí personalmente no me gusta nada. Es una máscara que no me hace nada, ni me da longitud, ni volumen, ni por su puesto, me riza las pestañas.

Tengo que decir que esta de L’Oreal, a priori, me ha gustado más que la de Benefit. Tampoco consigue rizarme las pestañas, eso no lo consigo con ninguna máscara del mundo, siempre tengo que utilizar rizador, pero sí que me da volumen y longitud. 

Su precio es de 9,95€ (o por lo menos eso me costó a mí en El Corte Inglés).

El cepillo es este, con las cerdas girando a su alrededor, lo que viene bastante bien a la hora de separar las pestañas. Es un punto a su favor, porque no es de esas máscaras que apegotonan todas las pestañas en 3 grupos, y ya está. Así que en ese aspecto está bien. Otra cosa que me gusta del cepillo, es que como apenas tiene cerdas, no me mancho el párpado absolutamente nada mientras la aplico.


Quizá, lo que no me gusta de esta máscara es que deja las pestañas como demasiado gordas. Vamos, como estacas de acabado cuadrado, a mí eso no me gusta. Me gustan las pestañas largas, separadas, y acabadas en punta. Con esta máscara lo de “acabadas en punta” es misión imposible. Deja mucha cantidad de producto, así que, en la primera capa ya se van haciendo gordotas, y con la segunda es tragedia total. Lo que hago es ir chafando las puntitas que se van quedando más gordas con unas pinzas, para así dejarlas en punta. Pero es insufrible y tardo muchísimo. No es una máscara que te permita trabajar mucho la pestaña, en seguida se seca y hace grumos. Y no hay nada que odie más que unas pestañas maquilladas a base de grumos.

Os dejo una foto de esta máscara aplicada utilizando el rizador de pestañas (para mí fundamental), sin usarlo no se quedan levantadas:

Con lo cual, ¿es verdad que esta máscara riza las pestañas y te evita usar el rizador?? ROTUNDAMENTE NO. A lo mejor a una persona de pestaña fina, o débil, sí que le hace algo. Pero yo tengo las pestañas muy gruesas, fuertes, y con mucho genio, y no se rizan así como así. Ya os decía antes, que no he encontrado ninguna máscara de pestañas que consiga hacerme nada en este aspecto. Tengo que ir a golpe de rizador, por eso pienso que, para mí, es una herramienta fundamental. 

¿Qué os parece? A mí no me termina de gustar, aunque no creo que sea mala del todo. Tiene un pase, pero desde luego no la volvería a comprar. La dejaré en el armario, para cuando me toque hacer looks sólo para hacer la foto y subirla a la web, que total, para no salir de casa, no voy a gastar las máscaras de 30€, ¿no os parece?

Se desmaquilla regulín. Es de esas máscaras que después de pasarte el algodón por el ojo, pareces un oso panda. Mancha muchísimo a la hora de quitarla. Yo gasto varios discos desmaquillantes, como 2 por ojo (para mí lo normal es uno por ojo, y me sobra). Cuando la uso, después utilizo un desmaquillador de ojos “barato”, porque si uso “el bueno”, me lo fundo… hacen falta muuuuuchas pasadas de algodón para que el ojo no se quede negruzco. Aun así, alguna mañana, me levanto con restos negro bajo las pestañas inferiores (y esas no me las maquillo jamás!).

Valoración: 6/10

Ventajas: el cepillo está bien, alarga y da volumen. Es económica. No mancha el párpado a la hora de aplicarla.

Inconvenientes: no riza las pestañas, sale demasiado producto y me deja las pestañas demasiado gruesas, con el mismo grosor desde la raíz hasta las puntas. Me aporta mucho peso, y por eso creo que se me quedan hacia abajo.

¿La recomendaría?: yo no la volveré a comprar, así que, no.

Si lo que queréis es una máscara para diario, que haga que las pestañas se vean y resalten, esta es una buena opción. Si queréis conseguir unas pestañas bonitas, entonces no.

Muchas gracias por leer!

Nos vemos por las redes sociales.