Hola a todos!!! 

Creía que había publicado esta entrada hace tiempo, pero lo he estado revisando, y resulta que no! OMG! Cómo es posible?!?!? 

Bueno, vamos a ponerle remedio. 

Hace aproximadamente un año, me compré la famosa base de maquillaje de Kat Von D, Lock-it Foundation. Se supone que es una base capaz de cubrir las imperfecciones más difíciles, manchas, e incluso los tatuajes. Esto es lo que dicen de ella en la web de Sephora

“El fondo de maquillaje líquido Lock-it es el arma secreta de Kat para conseguir una tez de aspecto totalmente uniforme.

Basta con una sola dosis para unificar toda la tez, acabar con los brillos y borrar las manchas. Este fondo de maquillaje está constituido por un 21 % de pigmentos, lo que le aporta un poder de cobertura óptimo. Además, no se corre y presenta una fijación extrema. El fondo de maquillaje líquido Lock-it se puede aplicar con una brocha o con una esponja. 

¿Para qué tipo de maquillaje?

El fondo de maquillaje líquido Lock-it es el arma secreta para lograr una tez uniforme sin imperfecciones. 

¿Cómo se usa?

Extender la base Lock-it Hydrating Primer sobre el cutis para prepararlo, aportarle más confort y facilitar la aplicación de Lock-it.

Para conseguir una cobertura menos intensa, añadir una gota de la base Lock-it Hydrating Primer al fondo de maquillaje Lock-it.”

(www.sephora.es)


Yo me compré el tono Medium 53, “beige medio con tonos cálidos” (soy NC20-25 de MAC, por si os ayuda saber la equivalencia). En verano cojo algo de color, y lo compré cuando ya estaba morena. En invierno no me lo puedo poner porque es demasiado oscuro.

Tiene una variedad de tonos bastante amplia, con lo cual, no es difícil encontrar el tuyo.

Este tono, es bastante amarillo (gracias), incluso demasiado para mí, que debería cambiarme el apellido por “Simpson”. Pero es el que más se asemejaba al tono de mi piel. 

Tengo que decir, que es un maquillaje con el que hay que tener bastante cuidado. ¿Por qué? Pues porque es muuuuuuuy denso y muy cubriente, y corres el riesgo de parecer una pared recién pintada, si te pasas aplicando producto. El envase lleva dosificador, y con una pulsación a mí me sobra la mitad del maquillaje, así que lo aprieto con cuidado para que sólo salga la mitad, más o menos, y con eso tengo bastante para todo el rostro. Estaréis cansad@s de oírme decir, que no me gusta llevar la cara escondida bajo el maquillaje. Lo uso para unificar el tono y que la piel se vea más bonita, sin imperfecciones; no para esconderla debajo de un kilo de pote, eso no me gusta. Me parece artificial y feo (sobre todo en distancias cortas). Pero cada cual…

Como es tan denso, hay que trabajarlo bastante y durante un poco de tiempo, para que quede bien repartido por todo el rostro. Si no se hace bien, puede que se te quede todo concentrado en la misma zona de la cara. Seca bastante rápido, así que no nos podemos entretener mucho a la hora de aplicarlo, porque una vez seco, no hay quien lo mueva (a no ser que te desmaquilles, y te vuelvas a maquillar, cosa que no entra en mis planes).

Lo que yo hago para aplicarlo, es ponerme medio “pump” en la mano, y de ahí, con el dedo, ir cogiendo pequeñas cantidades que voy poniendo por todo el rostro (por zonas, para que no le dé tiempo a secarse, y se me quede la cara a lunares 😅), y voy difuminando con brocha. Así lo reparto poco a poco, dejando una capa fina y uniforme, y sin peligro de que me quede a rodales, ni demasiado cargado.

Este maquillaje no lo aplico nunca con esponja (Beauty Blender), ya que la esponja tiende a propiciar un acabo más cubriente y concentrado de la base. Y eso es justo lo que quiero evitar. Al principio de comprarlo, lo probé un par de veces, y me parecía que dejaba un acabado demasiado cubriente, recargado y artificial, no me gustó. Así que no lo he vuelto a aplicar así nunca más. Siempre brocha.

Hacía bastante tiempo que no lo usaba (todo el invierno), tanto, que ni me acordaba que lo tenía. Hace un par de días lo re-descubrí, y desde entonces lo estoy usando.

Me he acostumbrado a bases mucho más liquidas (HD Liquid Coverage, de Catrice), y ahora esta me parece cemento-cola. Así que, para rebajar la densidad y el tono amarillo, le añado una gotita del maquillaje de Catrice (tono 030). Así adquiere la consistencia y el tono perfectos para mí, y además, como se aligera bastante, se trabaja mucho mejor. Son todo ventajas! 😃 

¿Cómo aguanta esta base los brillos y el paso de las horas?

Pues lo cierto es que bastante bien, una de las mejores bases para pieles grasas que he probado. También tengo que decir, que todo depende de los productos de tratamiento que hayamos puesto debajo.

No obstante, las 12 horas las aguanta muy bien, sale algún brillito por la zona T, pero aguanta realmente bien. A mí me gusta.

No sé cómo funciona en pieles secas, pero dado lo bien que funciona con las grasas, supongo que en las secas, se acentuará la sensación de sequedad/tirantez, pero no lo sé. Pero también dependerá, como siempre, de los productos de tratamiento que se hayan utilizado antes de la base. No conozco a nadie con piel seca que haya usado esta base, sorry. 

Conclusión: creo que es una base que hay que utilizar con mucha moderación, en cantidades muy pequeñas para que no quede recargada. Pero eso es cuestión de gustos, si te gusta llevar una capa cubriente de maquillaje, y borrar cualquier rastro de tu piel, esta es tu base!

Yo la veo más para ocasiones especiales, en las que tendemos a maquillarnos más, cuando queremos llevar una tez perfecta, sin importarnos que se note que llevamos maquillaje por encima de nuestras posibilidades, jajajaja. Para el día a día, USAR CON MODERACIÓN. 

Por cierto, desde que yo la compré, le han cambiado el packaging, ahora es más mono.

Su precio es de 35,50€ (sí, una pasta), y en el envase vienen 30ml. Es España, Kat Von D, es de venta exclusiva en Sephora. 

Hasta aquí mi opinión sobre esta base. Espero que os sirva de ayuda, si estáis valorando haceros con ella.

Nos vemos pronto!!

Recordad que estamos en las redes sociales!