Hola!!!

Vengo a enseñaros algo, que si nos seguís por las redes sociales (Instagram, Facebook…) ya habréis visto.

Es el labial Stunna Lip Paint, de Fenty Beauty.

Ya sabéis que Fenty es la línea de maquillaje que ha sacado Rihanna.

Lo cierto es que a mí, nunca me ha llamado la atención esta marca. Es verdad que salió hace no mucho tiempo, pero no sé si es por el packaging que no me dice nada, o vete a saber por qué, pero no me interesó lo más mínimo… hasta que vi este labial.

Empecé a verlo por todas partes, porque la marca se encargó de hacérselo llegar a todas las bloggers, para que lo enseñaran en sus redes sociales, y nos pusieran los dientes largos a todas. Bueno, conmigo lo consiguieron.

Tengo 1000 labiales rojos, pero ninguno es como este.

Me fui a Sephora para probarlo, y me lo puse en la mano junto con el Lady Balls de Too Faced, el Outlaw de Kat Von D, y el Lip Stain 1 de Sephora. Para compararlos, y valorar si realmente lo necesitaba en mi vida o no.

Supongo que os podéis imaginar cuál fue el resultado, ¿no? Lo necesitaba a todas luces. No es igual que los otros que tengo. Hay muchas personas que dicen que un rojo es un rojo, pero yo, a pesar de todos los labiales rojos que tengo, los veo todos diferentes. Y desde luego, este es de lo más bonitos que tengo.

Me fui a casa sin él, para pensarlo bien, deliberar y tomar la mejor decisión… que el labial vale 22,90€!

Así que volví a por él al día siguiente.

Me encanta no sólo por el color, que me parece precioso, sino por lo cómodo que es de llevar. Es como si no llevaras nada. El labio se queda suave, liso, sin acartonamiento, no reseca en absoluto…

En serio, es el labial más cómodo que he usado nunca. El aplicador es diferente a todos los que había probado hasta ahora, y me ha gustado muchísimo. Me parece que facilita mucho trazar el contorno del labio, y trabajarlo, me parece muy práctico, y más preciso que los “normales”.

También dura muchísimo. Aguanta el paso de las horas sin problemas, incluso si comes o bebes. Se va lo justito en la mucosa de dentro del labio, pero muuuuuyyyy poco. Así que no le veo ningún “PERO” a este labial, bueno, el precio.

Os dejo un par de fotos de cómo queda puesto, con diferentes tipos de luz, y del envase, que me parece de lo más original y bonito que he visto.

Valoración: 9/10

Ventajas: aplicación, durabilidad, comodidad.

Inconvenientes: precio.

Lo recomendaría?: para alguien a quien le gusten los labiales rojos, creo que es un imprescindible.

¿Qué os parece? ¿También habéis sucumbido? Si no, aún estáis a tiempo de pedírselo a los Reyes!

Nos vemos pronto, y Feliz 2018!!