Hola a todos,

Últimamente estoy dándole otra oportunidad a la marca Nyx. Desde hace algún tiempo, nada de lo que había probado me había gustado, así que le había cogido cierta manía…

Hace varios meses, vi por internet un tono de los Lingerie que me gustó mucho, se lo vi a una bloggera en Instagram, y decidí que tenía que ser mío. Era el “Exotic”, un tono ciruela subido, que me pareció precioso.

Me pasé por Nyx Colón, unas tres veces en busca de este labial, pero siempre estaba agotado. Intenté comprarlo en Maquillalia, pero estaba agotado también. No sé si es que todas vimos a la misma bloggera, y fuimos como locas a comprarlo. Pero después de varios intentos fallidos, por fin lo conseguí en la tienda de Nyx.

¿Cómo es este labial en vivo y en directo? Pues me sorprendió mucho que para ser un labial líquido, de líquido no tiene nada. Es como si hubieran cogido una barra de labios y la hubieran embutido dentro del botecito. Esa es la sensación que me da. No es líquido, para nada, tiene una consistencia bastante importante. Se nota a la hora de coger el producto, y a la hora de aplicarlo, que hay que extenderlo bastante porque con “el pegote” que sale, si lo distribuyes y lo trabajas, tienes para todo el labio. Esto no es que no me guste, es que es diferente a todo lo que había probado hasta ahora. Me resulta bastante raro.

En cuanto al tono, me parece que se asemeja bastante al Lolita de Kat Von D, aunque este es más rojizo que el Lolita, los veo tonos del mismo estilo. Al final acabo comprándome siempre los mismos tonos de labial, no tengo remedio ¬¬

¿Cómo se comporta en los labios? Pues es muy muy duradero, me costó muchísimo desmaquillarlo con agua micelar, y que se fuera por completo. Durante el rato que lo llevé puesto, no comí, así que no os puedo decir si aguanta. Lo que sí que pasó es la prueba de besos, ni una marca, ni media. Eso está bien.

Lo que no me gustó nada, es la sensación que deja en los labios. Nada flexibles, nada cómodos, súper resecos y agrietados, buf! Parecía que se me iban a romper en cualquier momento. Era como si los labios no fueran míos, no sé, una sensación muy extraña que no había tenido hasta ahora con ningún otro labial de este tipo (todos de otras marcas). Pensé que esa sensación se iría al cabo de los minutos, pero no, seguía teniéndola cuando me lo estaba quitando.

El aplicador también es diferente a todos los que había probado hasta ahora. Es más largo de lo normal, y plano. No sé si eso es beneficioso o no a la hora de aplicar el producto. Fui más lenta de lo normal, porque nunca había probado un aplicador similar, pero el resultado fue muy bueno. No me supuso ningún problema.

Su precio es de 7,90€, que para lo que es, no está nada mal.

Os dejo foto de cómo se queda en los labios.

Valoración: 6/10

Ventajas: precio asequible, color bonito, alta durabilidad, no transfiere.

Inconvenientes: deja los labios súper acartonados, es bastante difícil de desmaquillar, no es cómodo de llevar.

Lo recomendaría?: pues depende, si necesitas un labial que se mantenga en su sitio durante mucho tiempo, a cambio de llevar los labios resecos y cuarteados, pues sí. Pero si lo que quieres es un labial cómodo de llevar, que no notes… este no es el tuyo. Mucho más cómodos de llevar son los de Kat Von D, Sephora, MAC… claro que valen el doble, o incluso el triple.

Bueno, no es que me haya llevado una súper decepción con este labial, me parece diferente a lo que había probado hasta ahora. Y no sé si me acostumbraré a la sensación que deja. Espero que sí, porque el color me gusta muchísimo.

¿A vosotras también os ha pasado esto con esta línea de labiales de Nyx?

Recordad que estamos en Twitter, Facebook e Instagram.

Ciao!