Hola!!!

Hace unos días, hice mi primera compra en mucho tiempo en Etnia Cosmetics.

Lo único que había probado de esta marca fue la máscara de pestañas Panoramic Lashes, y un limpiador para pieles grasas.

Os dejo el enlace a ambos posts aquí abajo:

http://thesistersofbeauty.com/index.php/2015/08/15/mascara-de-pestanas-panoramic-lashes-de-etnia-cosmetics/

http://thesistersofbeauty.com/index.php/2015/10/21/gel-limpiador-para-pieles-mixtasgrasas-de-etnia-cosmetics/

Tenía ganas de probar sus labiales líquidos, porque tienen unos tonos rojos preciosos. Así que me fui al stand decidida a comprarme uno, y sólo iba a pecar con eso.

Pero mientras esperaba a que alguien viniese a atenderme/cobrarme, tuve que hacer tiempo de alguna forma, y estuve toqueteándolo todo. No os miento si os digo que estuve unos 10 minutos dando vueltas por el stand, deambulando y mirando para todas partes, a la espera de que alguien viniera a atenderme. Dependientas había unas cuantas, todas en stands de otras marcas, en grupitos, hablando entre ellas; no había más clientes que yo en ese momento. Yo no hacía más que mirarlas insistentemente, por si así entendían la indirecta, y se daban cuenta de que yo no estaba allí parada esperando el autobús… Pero me costó un rato que una se acercara a ver qué hacía yo ahí de plantón tanto rato.

No vino de muy buen gusto, ni con buena cara. Más bien vino con el morro torcido, como si le hubiera molestado tener que dejar su conversación para venir a atenderme. Discúlpame, pensaba que estabas aquí trabajando, no sé en qué estaría yo pensando (modo ironía ON).

En fin, morros de la dependienta aparte, me llevé un iluminador llamado “Rose” que me gustó muchísimo. Había tres tonos, uno más doradito (Champagne), este que es más rosado (Rose), y uno que era más blanquecino (Pearl). Así que, como todos los que tengo son más bien tirando a blanquitos, o dorados, me decanté por el rosa, que además, lo probé en la mano y me gustó mucho. Me costó 14,90€.

Ahí se ve el «golpecito» que llevaba la caja.

¡No me digáis que no es precioso!

Como podéis ver, la cajita tiene un golpe bastante interesante. Como si se hubiera caído al suelo, y se hubiera golpeado de ese lado. No me di cuenta hasta que llegué a casa y lo saqué del sobre/bolsa que me dieron. Abrí en seguida la caja para comprobar la integridad física de los polvos, y afortunadamente estaban sanos y salvos, menos mal.

Ya me podía haber dado unos que tuvieran bien la caja, porque no la vi comprobar que el producto estuviera bien a pesar de tener un golpe tan evidente, y sí vi que tenía el cajón lleno. Vamos, que no me dio los últimos que le quedaban y por eso no tuvo más remedio que darme esos… En fin…

Respiramos hondo, y seguimos con el post…

Los polvos son muy finos, y al tocarlos con el dedo no dejan residuos de purpurina, ni partículas grandes, de esas que se ven mogollón, y que sobre la piel resultan demasiado evidentes y poco naturales.

Y al ponerlos sobre la piel… buuuuaaaaahhhh, qué bonitos!!! Me encantan!!

Son muy sutiles, no son de estos que quedan súper artificiales y purpurinosos… Para nada, quedan muy integrados por su tono rosado, y dan un aspecto jugoso a la piel. Quedan naturales y preciosos. Me han gustado muchísimo. Creo que me atrevería a decir que, junto con los Watt’s Up de Benefit, se han convertido en mis favoritos.

©The Sisters of Beauty. Prohibido su uso para fines comerciales.

¿Qué os parecen? ¿Tenéis productos de esta marca que me podáis recomendar? Contadme!!!

Gracias por leernos, y recordad que en las redes sociales esto no para!

Ciao!