Hola a tod@s!!!

Se acerca mayo, y ya va siendo tiempo de empezar a utilizar protector solar con un SPF un poquito más alto. Por lo menos aquí en la zona de Levante, donde el sol empieza a apretar, y las temperaturas ya se acercan a los 30 grados!

Hace un par de años que utilizo los solares de Bioderma para la cara. En concreto el Photoderm MAX Aquafluide.

A pesar de no ser un solar específico para pieles grasas, me gusta muchísimo, porque la sensación en la piel después de aplicarlo es seca, no queda grasiento, ni blanquecino, ni pegajoso. Parece que no te hayas puesto nada, y eso me encanta. Al aplicar el maquillaje encima, no da como resultado un ungüento pringoso, ni hace que este quede mal. Además, no me aporta nada de grasa, ni hace que mi piel (híper grasa) brille más de lo normal.

Como me ha ido tan bien, decidí probar un solar que fuera específico para pieles grasas, pero que no fuera el de la línea AKN Mat de la marca, porque yo realmente, no tengo acné, ni necesito ningún tratamiento extra para tratarlo.

Mirando en la web de Bioderma, vi el solar del que os voy a hablar hoy: Photoderm Nude Touch. A mí nunca me han gustado las cremas con color, tipo BB Cream, ni los protectores solares con color, porque siempre los he visto como muy anaranjados, y lo de ir con la cara naranja, pues como que no me va. Pero vi que este tenía tres tonos: natural (bastante claro), claro (un tono medio), y dorado (un poquito más oscuro, que quizá me vaya bien cuando en verano coja algo de color).

Me pasé un par de días viendo reseñas en internet, no me gusta comprar a lo loco, sobre todo cuando se trata de productos con color, para los que tengo que elegir un tono.

Y después de verme unos cuantos videos en Youtube, decidí que mi tono quizá podía ser el “Claro”, el intermedio.

Pasé por un par de farmacias en las que tienen Bioderma, pero ninguna tenía la línea solar todavía. Y como yo lo quería YA, lo pedí a www.mifarma.es

Tono:

Cuando me llegó, me llamó mucho la atención que el tono es súper parecido (dentro del bote), al de la base de maquillaje que mejor me queda: MAC Studio Fix Fluid, en el tono NC20.

Al compararlos fuera del envase, vi que aunque el tono es bastante acorde, el NC20 tiene un subtono amarillo que el Photoderm no tiene, este es mucho más neutro.

Aun así, puesto sobre mi piel, queda perfecto. No se nota corte con el cuello, ni se ve un tono diferente, o poco natural. Así que en ese aspecto, creo que he acertado. Un tono más claro me quedaría demasiado pálido, y uno más oscuro no me quedaría natural.

Presentación del producto:

Viene en un bote de plástico, con el tapón de rosca, y trae 40ml.

Hay que agitarlo bien antes de usarlo; hasta que se oigan las bolitas que lleva dentro el envase.

El producto es bastante líquido. Si dejas caer una gota sobre la mano, chorrea. No tiene una textura cremosa, sino súper fluida.

No tiene perfume, cosa que agradezco infinitamente.

Entre sus ingredientes está el ácido salicílico. Lo que ayuda a reducir los granitos e imperfecciones en el caso de que las tengas. Pero visto lo atrás que está en la lista de ingredientes, debe ser en muy baja concentración.

Cobertura:

Hay que tener en cuenta que el Photoderm es un protector solar, no es una base de maquillaje. Por lo que no podemos pedirle que cumpla las mismas funciones.

La cobertura para mí es bastante baja, teniendo en cuenta que yo suelo utilizar la Studio Fix que tapa bastante (aunque utilizo muy poca cantidad para que la cobertura no sea excesiva). Si tienes granitos rojos, o alguna imperfección más marcada, tipo mancha, pecas, etc, no te las va a cubrir. Y eso es algo que a mí me gusta, aunque pueda parecer contradictorio. Porque yo tengo pecas, y me gusta que se vean, no me gusta que el maquillaje me las tape. Me resulta bonito que mi nariz pecosa no quede cubierta bajo una capa de maquillaje. Y con este producto puedo lucirlas, y verme con un aspecto natural.

La cobertura es la justa para dar un aspecto de buena cara, y de tono unificado al rostro. Por lo menos para mí, la cobertura es perfecta para el día a día. Pero yo no lo usaría si lo que queremos es un aspecto de “maquillada”. Para eso, si quiero protección solar alta, utilizaría el Aquafluide, que no lleva color, y después utilizaría el maquillaje que yo quisiera.

Creo que son productos diferentes, para necesidades diferentes.

En los videos de Youtube que estuve viendo, vi que las chicas sí que lo utilizaban como una base de maquillaje al uso. Incluso lo aplicaban con brocha o con una Beauty Blender. Me quedé alucinada, porque lo cierto es que a mí no se me hubiera ocurrido aplicarlo con otra cosa que no fueran los dedos, como cualquier protector solar.

Ellas, para dar mayor cobertura, se ponían dos o incluso tres capas de producto. Lo que a mí me parece una barbaridad. Primero por la cantidad de producto que se usa, lo segundo porque para eso, mejor usar una base, ¿no?, y tercero, porque de cerca se tiene que ver feo… tanta capa de producto, al final es imposible que se quede con un aspecto “natural”, o de “Nude Touch”.

Resultados:

A pesar de que pone que el acabado es mate, y con aspecto de “polvo”, yo no lo noto así.

Es verdad que no se queda grasiento, ni brillante, ni con el aspecto de “me acabo de poner protector solar” que todos conocemos. Pero para mi gusto y mi obsesión con los brillos, no se queda lo suficientemente mate. Tampoco veo que deje la piel con aspecto “empolvado”. Así que uso un poco de polvos sueltos translúcidos para dejarlo “mate nivel escayola”, que es como a mí me gusta, jajajaja.

Además, no transfiere. A mitad de tarde, me pasé un papel por la cara (ya sabéis, presionando para eliminar el exceso de grasa), para ver cómo iba la cosa, y el papel salió limpio, no se llevó nada de producto. ¡¡¡Genial!!

¿8 horas sin brillos?

Pues yo diría que incluso más. Como dato os quiero decir, que me suelo maquillar sobre las 7 de la mañana.

El primer día que lo usé, me hice unas fotos para enseñároslas por Instagram. Habían pasado más de 11 horas desde que lo había aplicado, y no tenía ningún brillo todavía. Lo cierto es que me parece alucinante, porque NINGUN producto, y lo pongo con mayúsculas, había conseguido esto con mi piel.

Es más, no me encontraba muy bien ese día, y me quedé dormida en el sofá desde las 20.00h hasta las 00.00h, y cuando me desperté, y me miré al espejo antes de lavarme la cara para irme a la cama, seguía sin brillos. ¡No me lo podía creer!

Así que os puedo decir, que mantiene la piel mate durante muchísimas horas si lo sellas con polvos translúcidos, no sé cómo se comporta por sí solo, porque no he hecho la prueba. A ver si puedo y la hago.

A pesar de que mantiene la piel mate durante mucho tiempo, no noto que me la reseque.

Aplicación:

Yo al principio lo hacía con los dedos, como cualquier protector solar. Pero viendo que había gente que utilizaba las herramientas propias para la aplicación del maquillaje, pues decidí probar con mi Beauty Blender. Yo diría que el resultado es el mismo, con la diferencia de que usando la Beauty Blender no me tengo que lavar las manos después.

Como el producto es tan líquido, un poquito da para bastante. A primera vista, parece que no te estás poniendo nada, por lo líquido que es, y la baja cobertura que tiene. Pero cuando terminas de aplicarlo por todo el rostro, el resultado sorprende.

Precio y puntos de venta:

Bioderma se vende en farmacias y parafarmacias. Aunque no he encontrado muchas donde lo tengan, la verdad, casi siempre lo tengo que encargar.

Su precio ronda los 17€, pero a mí en www.mifarma.es me costó 10,35€. Creo que está muy bien de precio.

Conclusión:

A mí me ha gustado mucho. Creo que a partir de ya, y durante los meses de calor, no voy a volver a utilizar maquillaje, a no ser que tenga algún evento tipo BBC (bodas, bautizos y comuniones).

Me ha sorprendido mucho lo que me dura la piel sin brillos con este producto. Normalmente, cuando llega la tarde, mi maquillaje ya está hecho polvo, me han salido los odiados brillos, y se me ve deteriorado, con todos los poros marcados (cómo odio eso). Eso no me pasa con este producto, y para mí es motivo más que suficiente para querer casarme con él, jajajaja.

Y creo que voy a dar por terminado este post, que me parece que ha sido el más largo de toda mi vida. Pero es que quería hablaros de este producto con todo lujo de detalles, porque creo que se lo merece. Para mí ha sido todo un descubrimiento.

Nos vemos por las redes sociales!!

Ciao!