Este iluminador debe ser el único de la marca, porque no tiene ni nombre, ni número, es muy raro…

Es de las cabeceras de 1€ de Primor, esas cosas que coges sabiendo que no te van a gustar y al final te sorprende gratamente.

Es muy blanco, así que a todas las que os guste lo sutil: Este no es para vosotras.
Para invierno, que estoy más blanca, tiene mejor pase que ya cara al verano lo voy a tener que dejar a un lado.

Aún así el brillo que tiene me parece muy bonito y es muy suave.
Es muy fácil pasarse con él, que hasta mi padre me dijo un día «por qué llevas la nariz blanca?» jajaja

A mi es que personalmente, me gusta tener este tipo de cosas, baratas y resultonas, para cuando no estás en casa, viajar, o cosas así, que si por un casual se terminan rompiendo o te las olvidas, no duele tanto…