Hola a todos!!

Hace unas tres semanas, fui a hacerme la primera pedicura de mi vida. Para ello, fui al único sitio que conozco y que, por su fama, me daba más o menos confianza: Le Parisien Nails Bar, en Valencia.

El verano pasado estuve allí haciéndome una limpieza facial, y la verdad es que no quedé muy contenta, porque de lo que dicen que te hacen, me hicieron la mitad. Pero bueno, decidí darles una segunda oportunidad, para que pudieran reconquistarme con su servicio de pedicura.

Me cogí la Pedicura con esmaltado Vinylux. CND es una marca de esmaltes que me gusta mucho, y ellos son distribuidores oficiales.

El precio de esta pedicura era de 25,50€.

Esta es la información que dan en su web de este tratamiento:

Pedicura con Vinylux CND

Servicio de pedicura con limado, acondicionamiento de cutículas, esmaltado Vinylux de CND, hidratación con Solaroil  y Lotion Scentsations de CND.

Uñas perfectas con Vinylux de CND, el esmalte que desafía el tiempo. Duración de aproximadamente 7 días. Toda la gama de colores en el Nails Bar recomendado por CND en Valencia.

Le Parisien Nails Bar Valencia , salón de manicura y pedicura recomendado por CND, Vogue, YoDona, CuoreStilo.

Sin Parabenos, sin toluenos.

Llegué y no había más clientes, sólo yo.

Me senté, metí los pies en agua calentita con espuma, y muy bien. Me ofrecieron un café,  pero dije que no (no había comido aún).

Después de eso me repasaron las cutículas, y me limaron las uñas.

Tengo que decir, que tengo los pies bastante cuidados (a pesar de no haber ido nunca a que me hicieran un pedicura profesional hasta ese día), así que tampoco necesitaba mucho arreglo.

Lo pasé bastante mal cuando me limaron las uñas, porque se me acercaba tanto al dedo que me limaba la carne, en tooooodos los dedos me lo hizo, y me hacía daño. Si os ha pasado alguna vez, sabréis que no es nada agradable.

En fin, que me pusieron cremita, masajito de pies (eso está muy bien), y después el esmalte.

El resultado final no me gustó, puesto que salí de allí con los dedos manchados (no le costaba nada habérmelo quitado con un algodoncito), y con trozos de uña sin esmalte. Tampoco me gustó la forma que les dieron a las uñas, no era ni recta, ni redonda… en fin, era una cosa indefinida que no sabría describir, pero no me gustó.

Que no es que fueran un desastre total, pero soy súper perfeccionista para estas cosas, y por 25’50€ espero que me dejen unas uñas perfectas. Que cuando pago por algo (y no poco), espero que el resultado sea estupendo. Para mí esto no es aceptable:

Esto es lo que pasa, cuando se hacen las cosas sin interés, y sin ganas.

Podéis juzgar por vosotras mismas. A mí no me vuelven a ver por allí, no va a haber tercera oportunidad para este centro. Ya os digo que yo me puedo hacer lo mismo en mi casa, usando los mismos esmaltes, y con mejores resultados. No soy profesional, ni mucho menos, pero parece que pongo un poquito más de interés en que las cosas queden lo mejor posible.

Tampoco me gustó, que como no había más clientes que yo, estuvieran todas la chicas allí sentadas, haciéndose la manicura unas a otras, mientras ponían verdes a compañeras de otro centro, quejándose de sus turnos de trabajo, horarios, etc. No sé, me parece que delante de un cliente, no se deben hacer ciertas cosas, y se tiene que guardar un poco la compostura. Sobre todo, en un centro que presume de tener un standard de calidad máximo, y de dar un servicio exclusivo (que se le presupone un «caché» y un prestigio). Que me parece muy bien que hagan lo que les dé la gana cuando no tengan trabajo, pero creo que no procede hacerlo delante de los clientes; da una pésima imagen. Aquí podéis ver lo que dicen de sus servicios:

http://nailsbarvalencia.com/sobre-nosotros

He de decir, que son chicas muy jóvenes, que probablemente este sea su primer trabajo, que no tengan mucho bagaje profesional, y que lo único que conocen es eso, por lo que les parece lo “normal”, y lo “correcto”. Y que también entiendo que, ante la ausencia de un ente “superior” que las controle, hacen lo que les da la gana. Depende mucho de cada persona, pero a mí, en un trabajo así, no se me ocurriría hablar de según qué cosas delante de un cliente. Pero yo soy yo.

De esto hace 3 semanas, y el esmalte sigue en perfecto estado. En los pies siempre uso estos esmaltes, porque me pueden durar bien más de un mes.

Me lo quitaré esta semana, pero no porque el esmalte esté mal, sino porque me apetece cambiar de color, y arreglarme un poquito las uñas. Cosa que haré yo en mi casita.

Hubo una persona que me dijo por Instagram, cuando hablé de esto en los Stories, que le había molestado mi comentario, porque ella se dedicaba a esto, y no todo el mundo trabaja igual. ¿? Yo no dije tal cosa… en ningún momento. Esta ha sido mi única experiencia, es la única vez que me han hecho la pedicura en mi vida, así que no puedo generalizar, ni valorar el servicio que dan las demás profesionales del sector, porque lo desconozco. Sólo puedo hablar de lo que me hicieron en este Salón, y eso es lo que he hecho, ni más, ni menos.

La ofendida no era la chica que me lo hizo, ni tenía nada que ver con lo que me había pasado. Entiendo que mi crítica le pueda molestar a quien me lo ha hecho (a nadie le gusta que le digan que no hace bien su trabajo). Lo que no llego a comprender, es que lo que yo opine le moleste a alguien que no tiene nada que ver en el asunto.

Estoy dando mi opinión sobre un servicio por el que he pagado, y que no me ha resultado satisfactorio. Creo que tengo todo el derecho del mundo a hacerlo, sin que nadie, ajeno a todo esto se tenga que molestar.

No he dicho que todo el mundo lo haga mal, habrá quien lo haga bien, y quien no lo haga tan bien, como en todos los trabajos.

Lo que tengo claro es que yo no voy a volver a recurrir a los servicios de un profesional para hacerme la pedicura, ya que lo puedo hacer yo de la misma forma sin moverme de mi casa, y sin gastarme un céntimo. Y hablo en todo momento de MÍ, de MI experiencia, de MI habilidad para hacerme las uñas, etc…

No le estoy diciendo a nadie que no vaya a hacerse la pedicura a un centro, faltaría más, que cada uno se gaste el dinero como quiera. Solo digo que YO no pienso volver (mientras mi flexibilidad, y mis rodillas, me permitan seguir haciéndomelo yo misma :P).

Pienso seguir quejándome y dando mi opinión, cada vez que algo no me guste, creo que es necesario para intentar que las cosas cambien o mejoren.

También hubo quien me dijo, que se lo hubiera dicho a la chica en ese momento, y que me lo hubiera vuelto a hacer.

Dos cosas sobre eso:

  • Me parece una situación súper violenta, decirle a alguien que no me gusta cómo ha hecho su trabajo, y que lo repita. Me ha pasado en infinidad de ocasiones, sobre todo en la peluquería, pero nunca me he quejado. Me he ido a mi casa, y no he vuelto jamás a ese establecimiento. 
  • No tenía tiempo, me tenía que ir a recoger a mi hija al colegio, y no podía perder ni un minuto más allí.

Nunca había ido a que me hicieran la pedicura, y no sabía a lo que iba, tenía que probarlo, aunque fuera una vez en la vida. Ahora que lo sé, tengo la información suficiente para saber que me puedo ahorrar ese dinero.

No tengo nada en contra de este centro, y habrá muchísimas personas a las que les guste, pero insisto en que cuando pago por algo, me gusta que el servicio sea impecable. Y el servicio que me han dado las dos veces que he ido, ha dejado bastante que desear. Lo siento, pero no vuelvo, y no lo recomiendo en absoluto.

Y nada, ya está, hasta aquí mi experiencia con mi primera pedicura profesional.

Ya subiré una foto de una pedicura hecha por mí misma, para que veáis la diferencia, y entendáis por qué me quejo.

Edito:

Os dejo una foto de mi pedicura casera:

Nada más que añadir, señoría!!!

Nos leemos pronto!!!