Hola a todos!!!

Hace unas semanas hice una compra en Maquillalia, aprovechando el 3×2 que tenían en iluminadores y coloretes. Me cogí tres iluminadores a los que les tenía muchas ganas: Mary-Lou Manizer (The Balm), Citrine (Jouer) y Champagne, de la línea de los líquidos de Makeup Revolution.

Hoy vamos a hablar de este último.

Os preguntaréis para qué quiero tres iluminadores así de golpe… ya, yo también me lo pregunto, teniendo en cuenta de que ya tengo un montón… pero es que me encantan!!! Creo que es la parte del maquillaje que más me gusta.

Bueno, estos iluminadores los había visto en reseñas de Youtube, y según decían, eran clones de los de Cover FX. De estos últimos tengo uno, aunque no es un iluminador como tal, ya que tengo el tono “Sunkissed” que es marroncito, y no se puede usar como iluminador, yo lo compré para contornear, y aunque me parece muy difícil de trabajar y poco práctico, me gusta el acabado cuando consigo que quede bien (os haré una entrada para contaros mis diferencias con este producto).

Lo cierto es que el tono lo cogí sin habérmelo estudiado mucho, y cogí el primero que vi. Ahora creo que debería haber cogido un tono menos blanco, y más discreto.

Como os comentaba al principio, lo compré en Maquillalia, y su precio era de 6,95€, aunque con el 3×2 me salió gratis.

Viene en un envase con gotero, y lleva 18ml (los de Cover FX llevan 15ml).

Lo probé el mismo día que me llegó (no sé si lo visteis en los stories de Instagram), y no me gustó mucho. ¿Por qué?

·         Me pareció muy exagerado, demasiado para lo que yo suelo llevar. Demasiado glitter.

·         No me pareció nada fácil de trabajar, y me estropeó el maquillaje que llevaba puesto.

No me gustan los iluminadores que tienen las partículas de shimmer demasiado gruesas o evidentes. Prefiero que la piel no tenga “destellos”, sino un halo de luz uniforme y homogéneo. Vale, pues esto no se consigue con este iluminador.

Si vosotras sois de las que os gusta que el iluminador se note, y brille a modo de purpurina… este es el vuestro. Al final eso es cuestión de gustos.

Cuando me lo probé en la mano (os lo enseñé por stories), me pareció demasiado, y así ha resultado ser en el rostro: demasiado.

Lo que me parece súper engorroso es el tema de la aplicación.

Lo apliqué cuando ya llevaba muchas horas maquillada, llevaba polvos, etc… y lo hice con Beauty Blender.

Consejo: no hagáis ninguna de esas cosas para aplicar este iluminador (ni aplicarlo sobre polvos (muy evidente, lo sé), ni con la Beauty Blender).

Al aplicarlo, como es tan líquido, te llevas el polvo que llevas debajo, y se te queda la cara como “pelada”, horrible.

Si lo aplicas con la Beauty Blender, se quedan las marcas de donde lo vas poniendo. Nunca sé muy bien cómo explicar esto, pero tanto si pones el iluminador directamente sobre la piel, o sobre la esponja para luego aplicarlo a toques sobre la piel, se quedan las marquitas en la piel de todos los golpecitos que vas dando. La piel se queda marcada con “puntitos” de iluminador. Y queda fatal!!

Lo mejor para aplicar este iluminador, para mí, son los dedos. Con brocha no lo he probado, y no sé si me atrevo, tampoco sabría qué brocha utilizar, la verdad.

No es el primer iluminador líquido que tengo, también tengo uno de Becca, con el que no he tenido estos problemas en absoluto. El de Becca lo aplico con la Beauty Blender, sobre el maquillaje terminado y queda perfecto, no me mueve nada, no se queda marcado, y no me da ninguno de los problemas que me da el de Makeup Revolution. También es más caro, no sé si tendrá algo que ver…

No sé muy bien qué pensar de este producto.

Para no acabar desechando este producto, lo he intentado mezclar con mi crema hidratante corporal. el resultado ha sido unos brazos y piernas llenas de purpurina… qué soy? Priscilla reina del desierto?!??! No oigan, no…

Finalmente se lo he acabado dando a mi hermana, y no tengo ni la más remota idea de si lo está utilizando o no, no me ha hecho ningún comentario al respecto. Así que…

Y hasta aquí la review de este producto. La verdad es que no lo recomiendo, yo no lo volveré a comprar, me gustan mucho más los iluminadores en polvo, y me han ido infinitamente mejor, pero tenía que probarlo! Ea!

Volveré pronto para enseñaros los otros dos iluminadores que compré.

Recordad que estamos en redes sociales, y que subimos todas nuestras fotos a Instagram.

Ciao!