Hola a todos!!!!

Supongo que ya estamos todos de vuelta, y hemos retomado la rutina, ¿no?

Nosotras intentando que así sea en nuestro blog, que durante un par de semanas lo hemos tenido un poco abandonado…

Antes de irnos de vacaciones, Álvaro Kruse lanzó los primeros productos de su marca de cosméticos Krash Kosmetics; y como no, nosotras los teníamos que probar.

De momento, nos ha presentado The Klow: tres iluminadores que prometen que tendrás que usar de gafas de sol: Kadiz (el tono más claro y frío), Kandy (el tono rosado), y Karmen (el tono más cálido).

Kadiz, Kandy y Karmen, de izquierda a derecha (www.krashkosmetics.com)

El más «yo» de los tres es Karmen, que está en la línea de lo que yo suelo llevar. Kandy me parece demasiado rosa y atrevido para mí, y Kadiz demasiado llamativo, de esos que te dejan con la boca abierta (aunque no descarto hacerme con él, si es que llego a tiempo; en la web de la marca ya está agotado). Digamos que me cogí el más discreto de los tres.

Como buena “loca de los iluminadores” que soy, me fui a Primor al día siguiente de que salieran a la venta, no muy convencida de que fueran a quedar, visto las fotos de expositores vacíos que habían colgado en Instagram… Pero sí, quedaban algunos de Kandy, y un par de los otros dos. Así que Karmen se vino conmigo a mi casa.

Por la compra de cada iluminador, te regalaban una bolsita-neceser con pegatinas de la marca dentro. Podéis verlo en las fotos (aunque de las pegatinas no saqué foto, sorry).

Os dejo un par de fotos del iluminador, para que veáis lo bonito que es, me parece precioso, da un aspecto de piel mojada súper bonito, y no me parece demasiado escandaloso. Es modulable, con lo que tú elijes si quieres ir por ahí cegando al personal, o si quieres un acabado más sutil. Tampoco marca los poros, cosa que me parece un punto a su favor, deja una luz preciosa en el rostro. Su textura es suave y se trabaja muy bien sobre la piel; no tiene partículas de glitter, y eso me encanta, porque no me gustan nada los iluminadores que te dejan la zona llena de purpurina…

El acabado también depende mucho de la brocha con la que lo apliques. Yo utilicé la pequeñita para iluminador de Nabla, que me alucina, y el resultado es perfecto.

Su precio es de 14,95€ que no está nada mal.

The Klow: Karmen

The Klow: Karmen

The Klow: Karmen

La verdad es que no me ha decepcionado nada, y estoy deseando que saquen más productos para poder probarlos.

Aquí os dejo una foto de cómo queda puesto, aunque no se aprecia del todo, y no le hace justicia a lo bonito que es:

The Klow: Karmen de Krash Kosmetics The Sisters of Beauty©

Krash Kosmetics de momento sólo se puede comprar en la propia web de la marca: www.krashkosmetics.com

En algunas Perfumerías Primor (desde este enlace podréis consultar en cuales): https://krashkosmetics.com/pages/puntos-de-venta-fisicos

Y en la web de Primor: www.primor.eu

La verdad es que me parece súper valiente y digno de alabar, que un hombre, en un país como el nuestro, haya sacado adelante una marca de cosméticos propia y que, además, haya tenido esta buena acogida, me alegro mucho por él, y espero que Krash Kosmetics vaya mucho más allá.

¿Vosotras habéis picado con alguno de los tres iluminadores? ¡Contadnos que os han parecido!

Nos despedimos ya por hoy, pero estaremos pronto de vuelta con más reviews de las últimas cosas que hemos ido probando.

Gracias por estar ahí, recordad que estamos en RRSS, y que subimos todas nuestras fotos a Instagram.

Ciao!!!