Hola a todos!

 

Se acerca peligrosamente la temporada de sol y calor, y no sé los demás, pero yo llevo ya un mes con el SPF50 en la cara.

 

El año pasado descubrí el Photoderm Nude Touch de Bioderma. Este protector me gustó bastante, porque me unificaba el tono, y me mantenía la piel mate durante la mayor parte del día.

Aunque también tenía cosas que no me gustaban, como que era demasiado líquido para mi gusto (tenía que ir con muchísimo cuidado, porque solía salpicarme en la ropa), además, por poco que pusiera, siempre me chorreaba y acababa manchando algo… la parte de la textura yo la mejoraría, aunque es cuestión de gustos.

Además, decían que el acabado era mate y aterciopelado, y en mí no lo era en absoluto. El acabado en mi piel era jugoso, tirando a brillante. Así que siempre me tocaba matificar con polvos.

 

Como el año pasado leí buenas opiniones del de Frezyderm, este año he querido comprarlo para comprobarlo por mí misma.

Todavía me quedaba medio bote del año pasado del Photoderm (al ser tan líquido cunde mucho), pero en el envase pone que tiene una durabilidad de 9 meses desde que lo abres… ha pasado un año, así que lo he tirado a la basura.

Lo compré en www.mifarma.es, y ahora mismo no recuerdo el precio exacto, pero creo que rondaba los 18€.

 

Como veis, viene en una caja bastante grande para lo que luego es el producto, se podrían ahorrar la mitad del cartón.

Es un tubo con pump, bastante cómodo, y del que sale la cantidad justa y perfecta (para mí) para todo el rostro.

El producto tiene buena consistencia. Este tiene textura mousse, pero sin llegar a ser tan liviano. Puedes cogerlo sin problema con el dedo, sin miedo a que se escurra, ni manches nada, se queda bastante compacto, y se trabaja súper bien sobre la piel.

Yo me lo he aplicado tanto con los dedos, como con esponja, como con brocha… como más me gusta, y menos desperdicio, es con esponja.

El acabado es mate, pero mate de verdad, si no quisiera, no sería necesario aplicar polvos encima. La piel se queda con efecto terciopelo, y eso me encanta. Aunque si lo voy a llevar a “modo maquillaje”, normalmente aplico polvos encima, después me pongo encima el bronzer, colorete, etc.

Si lo voy a llevar sin nada más, no me suelo matificar con polvos, porque no necesito un acabado tan perfecto.

 

Sólo tienen un tono, pero me va genial, no sé si para pieles más claras, o más oscuras, se acoplará también, pero a mí me va de lujo. Soy un NC20 de MAC.

 

En cuanto a durabilidad, me aguanta bien todo el día, sin muchos brillos. Ya sabéis que el protector solar hay que ir renovándolo durante el día, pero sinceramente, si lo usas como un maquillaje, como yo hago normalmente, no puedes hacerlo. ¿Qué vas a hacer? ¿Ponerte otra capa de protector encima de todo lo que llevas? ¿Quitártelo todo a media mañana y volver a maquillarte? No es viable (por lo menos para mí). Creo que eso sólo puedes hacerlo si lo utilizas como un protector solar normal. Tampoco sé cómo quedará al aplicarlo encima de lo que ya llevas… ¿será un desastre? ¿Te lavas la cara y te lo vuelves a aplicar desde cero? No lo sé, no lo he hecho nunca.

 

Conclusión, que este ha sido mi descubrimiento de esta temporada.

Me gusta más que el de Bioderma por todo, menos por el precio, que este vale casi el doble. Pero bueno, no me parece que su precio sea excesivo. Tampoco me parece mal pagar un poco más por algo que me va bien.

 

Os recuerdo que mi piel es grasa, así que no sé cómo le sentará este producto a una piel seca. Supongo que a una normal le irá bien, porque no reseca la piel para nada.

 

Y me despido por hoy.

Recordad que estamos en redes sociales, y que colgamos todas nuestras fotos en Instagram.

Nos vemos!!