Hola a tod@s!!

 

Hoy os quiero hablar de algo que me tiene absolutamente loca… os he hablado de ello por redes sociales hasta la saciedad, pero merece tener un post propio en el blog.

 

Se trata de los polvos sueltos de la colección Ocean Feel, de KIKO.

Kiko es una marca que nunca me ha llamado la atención, nunca he tenido nada, más allá de un lápiz de cejas, y un par de esmaltes. Pero nunca había probado algo como una base de maquillaje, un corrector, polvos, labiales… por poner un ejemplo.

Empecé a ver esta colección por Instagram, y vi que la gente hablaba bastante bien de los polvos sueltos. La decisión de comprarlos la tomé por la opinión que daba de ellos @noeliagjv (si no la seguís, hacedlo, porque tiene una cuenta de Instagram preciosa J). A ella le gustaron, y me fio completamente de su opinión sincera y no patrocinada. Además, los compré rebajados, y me costaron poco más de 6€.

Sinceramente, no confiaba en que me fueran a gustar, y me sorprendieron muchísimo. En primer lugar, el envase me parece genial, y mucho más cómodo que el de todos los polvos sueltos que había tenido hasta ahora. Personalmente, el formato con varios agujeros en la tapita, no me resulta práctico, ni cómodo. Eso de tener que darle golpecitos al envase para poner una cantidad que no puedes controlar en la tapa, para luego volver a dejar el sobrante donde estaba…. como que no. No me acaba de convencer el sistema.

Este tiene una tapita que se levanta, y debajo, una especie de rejilla que separa los polvos de la tapa, y si le das la vuelta al envase con la tapita puesta, los polvos se quedan sobre la rejilla, y puedes cogerlos sin problemas, con brocha, borla, esponja, o con lo que tú quieras. No es necesario que los deposites en ninguna parte, que ni armes ningún desastre. A mí me parece súper cómodo, y que otras marcas deberían copiarles el sistema, sinceramente.

 

En cuanto a los polvos en sí, he de decir que me encantan. Y que son los polvos con los que más me aguanta el maquillaje en perfecto estado, sin brillos. ¿Quién me lo iba a decir a mí?

He probado los que se supone que son los mejores polvos para sellar, para pieles grasas, creo que no me he dejado ninguno por probar, y estos sin duda, son los que mejor me han ido. Hasta ese momento, utilizaba los Peach Perfect de Too Faced, que eran lo que mejor me habían ido hasta el momento. Pero desde que tengo los de Kiko, no los he vuelto a tocar… OMG.

Son unos polvos muy finos, de color rosa claro, no aportan color a la base, tampoco blanquean, no acartonan, no resecan… es que son absolutamente maravillosos!!

 

Yo no me lo podía creer. Pero estas cosas a veces pasan, que encuentras algo que te va genial, cuando menos te lo esperas.

Es cierto que a simple vista, la piel se ve perfecta, pero por la zona de alrededor de la boca, me la noto un poco tirante, así que, por esa zona, uso los otros, pero sólo por esa zona, y por no notar la piel incómoda. Pero ya os digo que a la vista, la piel se ve bien, ni reseca, ni tirante, ni nada. Es sólo la sensación. Así que tampoco me molesta demasiado.

También funcionan genial en la zona de ojera, ni se cuartean, ni hacen que el corrector se vea feo o reseco… en absoluto.

 

Como me gustaron tanto, a la semana de tenerlos me compré dos más por la web, y los tengo guardados para cuando se me acabe el primer botecito (lo tengo por la mitad).

Ahora mismo están agotados, tanto en la web, como en tienda. Al ser de colección, es difícil que los vuelvan a poner a la venta, pero sería estupendo. Podrían dejarlos en el lineal fijo, porque somos muchas las que nos hemos enamorado locamente de ellos. Y además, por el precio que tienen, merecen muchísimo la pena.

 

¿Habéis probado estos polvos? ¿Algo más de la colección Ocean Feel que valga tanto la pena?

 

Recordad que estamos en RRSS y que colgamos todas nuestras fotos en Instagram.

Nos vemos!